Alexander Calder

Une lune bleue, 1971

Filadèlfia, 1898 - Nova York, 1976

Alexander Calder se formó como ingeniero mecánico en el Stevens Institute of Technology en Hoboken, Nueva Jersey, y en 1926 se traslada a París, donde empieza a trabajar la escultura con alambre. Pronto se incorpora al movimiento Abstraction-Création creado por Piet Mondrian, Jean Helión, Jean Arp i Antoine Pevsner, y entra en contacto con la vanguardia europea y con artistas como Joan Miró, con quien establecerá una estrecha amistad. Es otro destacado artista del momento, Marcel Duchamp, quien bautiza sus primeras estructuras como mobiles, en relación a la incorporación del movimiento a través de la suspensión en el aire de diferentes superficies en equilibrio, conocido como arte cinético. En los años cuarenta se establece definitivamente en los Estados Unidos, donde realizará diferentes encargos de esculturas públicas monumentales. También trabajó con otros formatos como el dibujo, las joyas, los juguetes o las escenografías, a menudo en colaboración con otros artistas o compañías. La obra Une lune bleue es un mobile que se enmarca en el último período de actividad del artista, y plantea un diálogo entre la pintura y la escultura a partir de estructuras metálicas que se inspiran en los planos uniformes de la pintura.

Publicaciones de la Fundació Suñol relacionadas