Antonio Saura

Sera, 1961

Osca, 1930 - Conca, 1998

Antonio Saura es una figura clave y un referente incuestionable de la pintura contemporánea española. Desde muy joven se interesa por la pintura y la escritura y empieza a practicar ambas disciplinas de manera autodidacta durante la convalecencia de una larga enfermedad. Aunque en los años cincuenta se exilió a París, a finales de la década fundó junto con otros artistas el grupo El Paso, un importante polo de vanguardia artística con epicentro en Madrid. Sus primeras obras se relacionan con el surrealismo y la abstracción, pero progresivamente va evolucionando hacia un expresionismo gestual muy personal, que reduce la gama cromática al blanco y al negro y desdibuja elementos figurativos, como figuras humanas y rostros, con trazos violentos y agresivos. Su plasticidad dramática se ha relacionado con la pintura barroca española. De hecho, algunos de sus retratos son relecturas de grandes maestros como Goya y Velázquez. Además de su obra plástica, cabe destacar su faceta literaria y su trabajo en el terreno de la obra gráfica, la ilustración y la escenografía.

Publicaciones de la Fundació Suñol relacionadas