Rebecca Lyne Flowers by Bornay – A Robe for Justa: Ànima endins

Rebecca Lyne

Flowers by Bornay – A Robe for Justa: Ànima endins

***

“Esta túnica está hecha en honor a ella y a todas las demás mujeres que lucharon por el derecho a ayudar a dirigir y gobernar sus comunidades. Lucharon por la implementación de los derechos fundamentales de sus familias, incluido el salario mínimo, la jornada laboral de ocho horas, la prohibición del trabajo infantil, el descanso adecuado y las vacaciones. El precio de esta pelea fue alto e incluyó el encarcelamiento.” – Rebecca Lyne

A Robe for Justa: Alma adentro de Rebecca Lyne

INTERPRETACIÓN ARTÍSTICA

El legado de Justa Goicoechea i Mayayo y los arquetipos que encarnó, recorre el pasado hasta el presente. A través de mitos y leyendas, las narrativas del tejido del destino, los derechos y la identidad a menudo se entrelazan en la vida de las mujeres. 16 mujeres, 8 de cada una de las culturas beligerantes de Pisa y helénica tejieron una túnica para Hera (la diosa griega de las mujeres, el matrimonio y el parto) y negociaron entre ellas los términos de paz y cooperación. Este trabajo colaborativo se fue repitiendo cada cuatro años para cimentar sus acuerdos.

En otra historia, Atenea (la diosa griega de la sabiduría y la guerra) desafió a Aracne (una tejedora mortal) a un concurso de costura. Atenea tejió escenas que representaban a los dioses castigando a los humanos que se consideraban iguales a los dioses desprendiendo arrogancia. Aracne creó escenas en las que los dioses abusaron de los humanos. Enfadada, Atenea transformó a Aracne en una araña, condenándola a tejer para la eternidad.

La vida de Justa tiene ecos de estas dos narrativas arquetípicas. Como tantas mujeres, fue una tejedora de destinos, de vidas, una creadora de realidad. Tejer y ser se entremezclan. Ella fue fundamental para ayudar a tejer una nueva narrativa para las mujeres y su comunidad.

CONTEXTO HISTÓRICO

Muchos vecinos recuerdan que el edificio que ahora alberga Flowers by Bornay fue anteriormente un centro de jardinería llamado L’Hivernacle. Si hacemos un viaje en dirección al pasado, algunos recordarán que antes de L’Hivernacle este edificio fue abandonado y estaba infestado de ratas al finalizar la producción como fábrica de plásticos. Pocos recordarán cuando se utilizó como fábrica de armas y aún menos cuando, durante las décadas de 1920 y 1930, albergaba una fábrica textil llamada la Fàbrica de tints i aprestos Minguell, SA, que como su nombre indica fabricaba tintes y acabados textiles.

Estos fueron años turbulentos, con constantes enfrentamientos violentos entre la patronal y los representantes sindicales. De hecho, tenemos evidencia fotográfica de una explosión en 1933 donde una bomba colocada en la sala de transformadores explotó y prendió fuego al edificio. Se dice que la explosión fue tan fuerte que dañó la fachada de la casa al otro lado de la calle. Un año después de este incidente, el propietario de la fábrica fue asesinado a tiros en la calle del Tenor Masini.

Durante estos años, una joven Justa Goicoechea y Mayayo (1896-1973) trabajó en las máquinas. Originaria de Zaragoza, aprendió catalán por su cuenta y se involucró políticamente con la ERC (Izquierda Republicana de Cataluña) con el inicio del voto femenino, convirtiéndose en la primera concejala de la historia de L’Hospitalet durante las elecciones de 1934. Por su militancia en dicho partido, fue encarcelada en la prisión de mujeres de les Corts durante el régimen franquista, poniendo así fin a su carrera política.

 

Fuentes: Josep Vall i Segura memoriaesquerra.cat, Memòria de Sants, wikipedia
Fuente imágenes de archivo: Arxiu Fotogràfic de Barcelona (AFB)

DESCUBRE LAS OBRAS ONLINE A TRAVÉS DE UNA RUTA EN TU DISPOSITIVO
Para más información sobre las otras obras de arte que participan en la exposición, ver Exposiciones relacionadas

Descargables

Patrocinadores y colaboradores

Compartir