Antoni Tàpies

Pintura en azul, 1955

Barcelona, 1923 - Barcelona, 2012

«Para expresar cosas importantes no hace falta utilizar grandes recursos ni imágenes grandiosas. En una mota de polvo puede estar contenido todo el universo».

Antoni Tàpies

 

Antoni Tàpies ocupa uno de los lugares más destacados del arte español del siglo xx. Comienza sus tanteos artísticos dibujando de manera autodidacta durante la larga convalecencia de una grave enfermedad. A finales de los años cuarenta fue cofundador del grupo Dau al Set, colectivo de vanguardia catalán de tendencia surrealista. Las obras de este período destacan por la temática y la iconografía mágica, pero poco a poco evolucionan hacia un interés creciente por la materia, que cristaliza en las célebres pinturas matéricas, de reconocimiento internacional. El informalismo matérico de Tàpies, del cual Pintura en azul es un exponente, se caracteriza por el uso de nuevos materiales como la arena, el polvo de mármol y tierras de colores, y también por la aplicación sobre la tela de incisiones, escrituras, huellas, dibujos y signos primarios. En las décadas posteriores reforzó su compromiso político y siguió desplegando su imaginario simbólico con materiales y texturas muy diversos y objetos cotidianos. Además de su trabajo plástico, Antoni Tàpies llevó a cabo una importante tarea como ensayista y teórico del arte con la frecuente publicación de textos y libros que marcaron el debate artístico de la época.

Publicaciones de la Fundació Suñol relacionadas